Skip to content

Que Circulares hay sobre Grupos Consolidables bancarios?

by Braxton7 on octubre 25th, 2011

Que Circulares hay sobre Grupos Consolidables bancarios?

La norma primera de la Circular 4/2004 del Banco de España establece los
grupos consolidables de entidades de crédito, que son aquellos grupos o
subgrupos que tienen que cumplir con cualesquiera de los requerimientos,
consolidados o subconsolidados, de recursos propios establecidos por la Ley
13/1985, de 25 de mayo, sobre coeficientes de inversión, recursos propios y
obligaciones de información de los intermediarios financieros, y su normativa de
desarrollo.
En este sentido, la norma segunda de la Circular 3/2008 del Banco de España
define un “Grupo consolidable de entidades de crédito” como aquellos formados
por dos o más entidades consolidables por su actividad y en el que concurre
alguna de las siguientes circunstancias:
 Que la entidad dominante sea una entidad de crédito española.
8
 Que la entidad dominante sea una entidad española cuya actividad
principal consista en tener participaciones en entidades de crédito,
contando al menos con una filial (entidad dependiente) que sea una
entidad de crédito de nacionalidad española.
 Que la entidad dominante sea una empresa española cuya actividad
principal consista en tener participaciones en entidades financieras
(siempre que dicha actividad no sea la mencionada en el párrafo anterior),
siendo al menos una de ellas entidad de crédito, y siempre que las
entidades de crédito sean las de mayor dimensión relativa entre las
entidades financieras españolas participadas.
 Que una persona física, una entidad dominante distinta de las indicadas en
las letras anteriores, o un grupo de personas físicas o entidades que
actúen sistemáticamente en concierto, controlen a varias entidades
españolas consolidables por su actividad, siendo al menos una de ellas
una entidad de crédito, y siempre que las entidades de crédito sean las de
mayor dimensión relativa entre las entidades financieras españolas
participadas.
 También se considerarán grupos consolidables de entidades de crédito
aquellos en los que dos o más entidades españolas consolidables por su
actividad queden bajo una misma unidad de decisión por vías diferentes al
control, siempre que al menos una de ellas sea una entidad de crédito, y
siempre que las entidades de crédito sean las de mayor dimensión relativa
entre las entidades financieras españolas sujetas a la misma unidad de
decisión.
También en este sentido, la norma segunda de la Circular 3/2008 del Banco de
España establece que tienen la consideración de “entidad consolidable por su
actividad” las siguientes:
 Las entidades de crédito españolas inscritas en los Registros especiales
del Banco de España.
 Las entidades de crédito autorizadas en otros estados miembros de la
Unión Europea.
 Organismos y empresas, públicos o privados, cuya actividad responda a la
definición establecida en el artículo 1º del Real Decreto Legislativo
1298/1986, de 28 de junio, y estén supervisados por las autoridades
competentes de cada país.
 Las empresas de servicios de inversión españolas o de países miembros
de la Unión Europea y los organismos y empresas públicos o privados, de
9
terceros países cuya actividad corresponda a la definida en el artículo 62
del la Ley 24/1988, de 24 de julio y estén supervisadas por las entidades
competentes de estos países.
 Las sociedades de inversión, tal y como se definen en el artículo 9 de la
Ley 35/2003, de 4 de noviembre, de Instituciones de Inversión Colectiva.
 Las sociedades gestoras de instituciones de inversión colectiva, de fondos
de pensiones, de fondos de titulización hipotecaria o de fondos de
titulización de activos cuyo objeto social sea la administración y gestión de
los citados fondos.
 Las sociedades de capital riesgo y las sociedades gestoras de fondos de
capital riesgo.
 Las entidades cuya actividad principal sea la tenencia de acciones o
participaciones, entendiendo por tales aquellas en las que más de la mitad
del activo de la entidad esté compuesto por inversiones permanentes en
acciones y otros tipos representativos de participaciones, sea cual sea la
actividad, objeto social o estatuto de las entidades participadas, salvo que
se trate de sociedades financieras mixtas de cartera, tal y como se definen
en el artículo 2.7 de la Ley 5/2005, sometidas a supervisión en el nivel del
conglomerado financiero y que no estén controladas por una entidad de
crédito.
 Las entidades, cualquiera que sea su denominación, estatuto o
nacionalidad que ejerza las actividades típicas de las entidades
enumeradas en los puntos anteriores.
 Las sociedades instrumentales, aun no teniendo la consideración de
entidad financiera, cuyo negocio suponga la prolongación del de una
entidad financiera consolidable por su actividad, incluido el arrendamiento
que cumpla la definición de arrendamiento financiero de la norma trigésima
tercera de la Circular 4/2004 del Banco de España, o consista
fundamentalmente en la prestación a dichas entidades de servicios
auxiliares, tales como la tenencia de inmuebles o activos materiales,
prestación de servicios informáticos, de tasación, de representación,
mediación u otros similares.

Comments are closed.