Skip to content

Operaciones Corporativas

Operaciones Corporativas internacionales

En función de los años, el mercado ha asistido a un número importante de operaciones corporativas. Algunas de ellas corresponden a adquisiciones o fusiones entre entidades, sea del mismo ramo o de ramos diferentes para acometer un proceso de diversificación.
Al mismo tiempo que se han producido movimientos de consolidación en los diferentes sectores, se ha ido produciendo un movimiento aparentemente contrario, como es el de surgimiento de numerosas empresas nuevas, con ganas de competir.
En todas estas operaciones, el asesoramiento en la búsqueda, evaluación y negociación de oportunidades aporta a las empresas implicadas un valor relevante que se traduce en las propias cifras en que se concreta la operación.

Las operaciones corporativas  internacionales requieren una visión global que permita considerar desde la concepción estratégica hasta el cierre y firma de la operación, pasando por actividades y procedimientos que la práctica de los negocios se ha configurado de manera bastante estandarizada. El servicio por parte de Braxton para asistirle en este proceso tiene dos vertientes: la Gestión del Proceso y el Asesoramiento al cliente en las cuestiones que requieran toma de decisión, fundamentalmente los términos de la transacción.

El equipo multidisciplinar de Braxton combina la experiencia de los profesionales especializados en Fusiones y Adquisiciones con la de las filiales de private equity y Braxton Capital del Grupo Braxton, para lograr la solución más adecuada para su negocio. El rigor profesional y el profundo conocimiento de las operaciones internacionales por parte de Braxton dan lugar a un servicio de excelencia.

En el caso específico de operaciones internacionales, en muchos casos es necesario realzar consideraciones específicas de negocio, específicamente en el caso de joint-ventures en las que la remuneración para una de las partes viene derivada del cumplimiento de determinados objetivos de negocio. Para ello se analizan las posibilidades de logro de los objetivos marcados y de obtención del earn-out determinado.

En otros casos, las operaciones corporativas no se materializan en una compra-venta o toma de participación, sino en un acuerdo de distribución, y nuestra colaboración intenta ayudar a aportar valor a las partes implicadas en dicho acuerdo, ayudando a seleccionar los colaboradores más adecuados y a instrumentar el acuerdo alcanzado.